fbpx

La Última

25 November, 2020
14.3°C Mexico City

China, ¿el futuro post pandémico?

Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook

Durante los últimos años, hemos escuchado de manera cada vez más recurrente que el futuro económico se encuentra en el continente asiático, particularmente en China[1]. Lo anterior más allá de ser algo nuevo nos conlleva a preguntarnos sobre las razones por las que sucede esto y, en segundo término, si resulta del todo deseable migrar a un modelo económico parecido al de este país con las implicaciones sociales y políticas que le acompañan dado que, en un contexto como el de COVID-19, China ha logrado utilizar estos elementos para mitigar los efectos de una crisis económica y de salud.

Cabe cuestionarnos ¿es el gigante asiático tan poderoso como se afirmaba antes de la pandemia o será un tigre de papel después de la misma?  Si bien el Fondo Monetario Internacional había pronosticado en su World Economic Outlook 2012[2] que la producción de China alcanzaría a la de Estados Unidos en 2020, no se consideró en dicho escenario los elementos políticos y la llamada guerra comercial en 2019 que afectarían al crecimiento de ambas naciones, la Unión Europea y Japón cuyo bloque representa más del 50% del PIB mundial[3] y más importante aún, la pandemia COVID-19 que resultaría en una contracción del -4.9%[4]  sobre la producción a nivel global.

No obstante, China sigue teniendo saldos positivos a pesar de los estragos de la pandemia con un crecimiento orgánico de 3.2% en su segundo cuatrimestre del 2020, teniendo el mejor escenario de recuperación de entre las economías desarrolladas en el mundo, esto se debe en primera instancia a causa de la diversificación de su economía donde, por un lado podemos observar que el 85% de su producto nacional bruto (no considerando exportaciones e importaciones) se concentra en tres compañías dirigidas por el estado, mientras que, por otro lado, su competitividad tecnológica con compañías como Huawei y Alibaba le permiten posicionarse frente a los mercados internacionales[5].

Así, el gobierno chino está enfocando el gasto en la investigación con la finalidad de apoyar a sus industrias de tecnología avanzada sobre todo redes 5G, tecnología digital, informática y la inteligencia artificial, gracias a que brindan la posibilidad de estimular la expansión de las compañías que producen un ingreso importante en la pandemia, entre los cuales se encuentran la educación, lo servicios en línea y el entretenimiento.

Sin embargo, ningún modelo económico está preparado para una pandemia global que ha derivado en una crisis iniciada por una contracción histórica de la oferta seguido de un shock de demanda de forma inercial jamás vista desde la gran depresión. [6]

Pero China no adquirió mucho de dicho golpe dado que la implementación de la industria digital beneficiará a los empresarios chinos que dominan esta tecnología, entre ellas -como se mencionaba anteriormente- Huawei, Alibaba, Baidu y Tencent que aumentarán su preponderancia volviéndose el motor económico en los meses subsiguientes pero tendrán que contar con el apoyo estatal para seguir impulsando la generación de empleos y la inversión. Con el fin de lograr eso, China ha utilizado la digitalización de la economía estadounidense para aumentar sus ventas de electrónicos y conseguir así el financiamiento necesario para asegurar a las empresas privadas y al mismo tiempo cumplir con las medidas sanitarias necesarias .

De tal modo, las compañías chinas exportan cada vez más sus productos tecnológicos solicitados por las empresas estadounidenses que al mismo tiempo, incrementan sus ingresos con la creciente demanda de electrónicos. Resultando que el comercio entre Estados Unidos y el gigante asiático no se perjudique de manera directa a pesar de la guerra comercial y de la pandemia.[7] Además, la entrada de divisas será beneficiosa para el gobierno chino porque podrán continuar con la implementación del programa Made in China 2025[8] y así depender menos de la tecnología importada de Estados Unidos.

Esto se ve acompañado por una gran iniciativa estatal por la recuperación, de la cual podemos mencionar al presidente Xi Jinping, quien declaró el aumento de la inversión pública en la construcción de infraestructura que permita terminar las vías de comunicación, mejorar el transporte público y conectar las ciudades. Como resultado, la producción industrial se ha recuperado y la deflación de precios se contuvo amortiguando la caída de ingresos de las compañías, mostrando la importancia de una política fiscal robusta para la recuperación económica.

Frente a un nuevo escenario post pandémico el futuro parece cada vez más incierto; no obstante un fenómeno tan trágico también ofrece respuestas para trazar la nueva dinámica socioeconómica, China ha logrado ser un ejemplo de justo medio de política económica ni cercana al mercado y tampoco alejada al gobierno, ofreciéndonos una ruta centrada en la tecnología que apuesta por la competitividad internacional y el mejoramiento del bienestar social en México y otros países del mundo.

 

[2] IMF. (2012). The World Economic Outlook (WEO): https://www.imf.org/external/pubs/ft/weo/2012/02/weodata/index.aspx

[3] IMF. (2019). The World Economic Outlook (WEO): https://www.imf.org/en/Publications/WEO/Issues/2019/10/01/world-economic-outlook-october-2019

[4] IMF. (2020). The World Economic Outlook (WEO):  https://www.imf.org/es/Publications/WEO/Issues/2020/06/24/WEOUpdateJune2020

[5] Stewart, J. & Morrison, A.. (Octubre, 2019). Can China avoid a growth crisis?..  Harvard Business Review Sitio web: https://hbr.org/2019/09/can-china-avoid-a-growth-crisis

[6] Gopinath, G.. (Abril, 2020). The Great Lockdown: Worst Economic Downturn Since the Great Depression, IMFBlog.https://blogs.imf.org/2020/04/14/the-great-lockdown-worst-economic-downturn-since-the-great-depression/

[7] Taskinsoy, J.. (Agosto, 2020). Diminishing American Power: The US – China Trade War, Sanctions, and Coronavirus. Social Science Research Network . https://www.researchgate.net/publication/343761644_Diminishing_American_Power_The_US_-_China_Trade_War_Sanctions_and_Coronavirus

[8] Balderrama, R. (2020). El proyecto “Hecho en China 2025”: impulso del Estado hacia la transformación industrial con alcance global. David Rockefeller Center for Latin American Studies – Harvard University: https://revista.drclas.harvard.edu/book/el-proyecto-%E2%80%9Checho-en-china-2025%E2%80%9D-impulso-del-estado-hacia-la-transformacion-industrial

Similares

Nuestras Redes

Lo Popular

Shopping Basket